Soñar es muy fácil, y si no sabes, una buena estrategia para aprender es escuchar los sueños de los nuestros amigos y seres queridos. Todos conocemos a seres muy interesantes que están llenos de energía positiva y debemos aprovechar las conversaciones y ratos que pasamos junto a ellos para “beber” de sus sueños. Algo que no es tan fácil, es emprender esos sueños. Desarrollarlos y mimarlos para que se hagan realidad. Pero bueno, nadie nos dijo que aprender a nadar era fácil, requiere esfuerzo, pero cuando sabes deslizarte entre las aguas comprendes lo felices que son los delfines.

Algo he aprendido, todos soñamos y todos tenemos capacidades para emprender esos sueños, basta con plantearnos las acciones en la dirección del sueño que vamos a realizar la mañana siguiente, cuando nos levantemos después de la necesaria noche de descanso.

Hoy el mundo es manejado por el dinero y es por esto que no me extraña leer hoy, justo el día de mi cumpleaños, un informe que publica el periódico “El Confidencial” en dicho estudio la ONG Oxfam dice que en 2016 el 1% de la población más rica acumulará más riquezas que el otro 99%. En España, en 2008, el 1% más rico de la población controlaba el 18,3% de la riqueza, hoy la brecha es inmensamente mucho más grande.

De un tiempo a esta parte ha surgido el concepto de “súper ricos” para referirse a este 1% de mulitimillonarios, que tiene pisos de lujo en las principales ciudades del mundo, jets privados y yates gigantescos, y cuya forma de vida es desconocida para el resto de los mortales.

El periodista británico Jacques Peretti ha pasado seis meses conviviendo con algunas de las personas más ricas del planeta para grabar el documental The Super-Rich and Us (“Los súper ricos y nosotros”) Y ha aprendido algunas importantes lecciones.
En su opinión, tal como ha explicado en una columna en The Independent, los súper ricos se están convirtiendo rápidamente en una raza aparte. Se creen que son los dueños del universo, y los hechos les están dando la razón.

“Este mantra de los súper ricos de que hay que ir a por todas, y te hundes o nadas, es aceptado por el Gobierno”, explica Peretti. “Se enseña incluso en las escuelas. Pero no todo el mundo puede ser un emprendedor, y esa es la razón por la que gente de toda Europa se está manifestando. No sólo están protestando contra la austeridad, además están reafirmando su humanidad”.

No importa que estén en su jet privado, en su helicóptero o una suite del hotel más caro del mundo, simplemente no comparten el mismo espacio que la gente normal, una separación que según Peretti les hace incapaces de aceptar la desigualdad de la que forman parte.

“En su biosfera los súper ricos comen una mejor comida, van a mejores escuelas, llevan mejores ropas y toman mejores medicinas, lo que les convierte en una casta con mejor salud y más rica”, asegura Peretti. “Incluso respiran un aire más limpio. Muchos millonarios tienen sus propias reservas de aire móviles, que bombean en cualquier casa en la que decidan vivir. Si eres súper rico y tienes una propiedad en Shanghái, por ejemplo, puedes evitar tener los mismos pulmones llenos de contaminación que tienen el resto de los 14 millones de habitantes de la ciudad”.

El problema no es que los ricos se sepan más adinerados que el resto (algo que es obvio), el problema es que creen que se lo merecen, porque son mejores. “La falacia de que el dinero nos hace mejores personas se ha utilizado para justificar la desigualdad”, explica Peretti. “Los ricos creen sinceramente en esto, y quieren que nosotros nos lo creamos también”.

Aunque Peretti es muy crítico con el discurso de los súper ricos no cree que los multimillonarios sean por sistema malas personas. En realidad, explica, son hombres y mujeres a los que les gustaría ser más humanos que lo que su riqueza les permite. La burbuja que han creado es tan hermética que les impide vivir como las personas normales.

Estoy de acuerdo con Peretti, no son malas personas, pero eso sí, muchos de ellos son pobres en espíritu, que , sin duda, es peor que ser pobre económicamente.

El primer capítulo de la serie documental lo puedes ver aquí:

https://www.youtube.com/watch?v=t2BiuW93bos