Este mes me han entrevistado para infoREDIT, os dejo la entrevista completa. Al final tenéis el enlace en PDF.

José María Guijarro, Subdirector de AIDO: “La I+D+i tiene que empezar a pensar 2.0 para aprovechar todas las oportunidades que brinda”

El Subdirector de AIDO, José María Guijarro, tiene muy clara la importancia de la comunicación: de ello dan fe sus más de 1.500 columnas de opinión en medios de comunicación y sus más de 300 conferencias sobre innovación por todo el mundo. Este Doctor en Economía, con una larga trayectoria profesional desarrollada en el marco del Sistema Español de Innovación, considera que “la I+D+i tiene que empezar a pensar 2.0 para aprovechar las oportunidades que brinda”. Un primer paso sería “formándose y apoyándose en profesionales de este campo para conocer bien el entorno” para, seguidamente, “marcarse objetivos concretos”. “A partir de aquí-concluye- las posibilidades que se abren son infinitas”.

¿Cuándo y cómo te iniciaste en el mundo 2.0?

Me inicié en esto de las redes sociales hacia el año 2008, haciendo mi primera cuenta en la red profesional LinKedin. Me percaté que el mundo empresarial estaba cambiando, que los profesionales y ya alguna empresa buscaba sinergias utilizando este tipo de herramientas. LinkedIn daba la oportunidad de buscar y contactar con profesionales de tu sector y de otros, de una manera muy cómoda e inmediata.

También me atrajo la información que se compartía en los grupos temáticos. Formo parte activa de numerosos grupos de innovación, empresa, tecnología y emprendedores. A través de esta red social he conectado y mantenido comunicación con colegas, profesionales, empresas, alumnos o antiguos alumnos – dentro de mi faceta de profesor – y además me mantengo al día con la información y los contenidos que se comparten. Era consciente de que las redes sociales estaban ahí y venían para quedarse, me adentré en el mundo 2.0 y sin duda para mí ha habido un antes y un después.

Cuéntanos tu trayectoria en redes sociales y, en general, en el mundo online

Tengo que confesar que soy seguidor practicante y defensor de esta tecnología desde los comienzos de Internet, allá por el año 1996. Como buen amante de la innovación, se puede decir que soy lo que ahora se llama un “geek”; un seguidor de las nuevas tecnologías y la informática. Eso sí, siempre desde un orden y con un uso adecuado. No cambio un café con amigos, por una tarde pegado al ordenador.

LinkedIn fue mi primera aventura en esto de las redes sociales. Poco después vino Facebook, y hace unos meses decidí crear también mi cuenta personal en Twitter.

¿Cuáles son las principales redes sociales que utilizas habitualmente en el ámbito personal?

Las tres cuentas en las que tengo presencia actualmente son para uso profesional. Bien es cierto que Facebook se presta algo más a compartir momentos o situaciones personales. Al final tengo la suerte de que, muchas de los contactos que en un primer momento entran en mi vida de una forma profesional, acaban convirtiéndose en amigos. Sin duda, hay pocas cosas de las que puedo presumir, pero una de ellas es que tengo muy buenos amigos en mi profesión, no “falsos amigos” como hay en la vida real y también en la virtual.

¿Y en el profesional?

Como ya he comentado antes, mi presencia en redes sociales es eminentemente profesional a través de Linkedin y Twitter. También uso Facebook para divulgar la innovación o para difundir desarrollos que estamos haciendo en AIDO o que me parecen interesantes por su novedad, a todos mis contactos.

¿Ha sabido aprovechar la I+D+i el momento 2.0?

En mi opinión, al mundo de la I+D+i le queda mucho por hacer en este campo. Es una triste realidad que muchos Centros Tecnológicos parecen ignorar. Las redes sociales ofrecen una ventana abierta a la comunicación, a la cual los clientes no dudan en asomarse. Al otro lado esperan encontrar a la empresa demandante para poder entablar conversación y que, de igual a igual, atienda su petición. Pero esta situación no se da en la mayoría de las ocasiones, es entonces cuando el cliente se encuentra con un vacío donde la única respuesta obtenida es la de su propio eco.

Personalmente creo que para ello hay que pensar 2.0, quiero decir que cuando trasladas una información a través de los social media (aquí se incluyen tanto redes sociales como canales de blogging y microblogging) debes pensar qué es lo que buscas en primer lugar y, en segundo, obtener un feedback de esas personas que te leen o te siguen. Pero también tienes que seleccionar bien lo que vas a decir, mucha gente inunda la red con cosas que a lo mejor deberían enviarse por otros canales y eso puede restar credibilidad.

La comunicación ha cambiado en todos los ámbitos: personal, familiar, profesional y más de uno sigue esperando la adaptación. Mi madre tiene 85 años y habla con sus nietos que viven en el extranjero por Skype, les envía SMS, consulta la prensa a través de una tableta ¿es una ciberabuela?. Para mí es simplemente una persona que quiere estar conectada al mundo en el que vive y que tiene interés por aprender. ¿Cómo podemos presumir de ser centros de vanguardia, si no estamos a la última en temas de comunicación?

¿Qué posibilidades abre el mundo 2.0 a las empresas, sobre todo a las que quieren innovar?

Contestaría vuestra pregunta con otra pregunta: ¿las empresas quieren comunicarse? Entiendo que sí. Especialmente en el mundo de la innovación. Pero, ¿qué significa innovar? Si una empresa innova pero no se entera nadie ¿sirve de algo esa innovación?

Creo en las redes sociales como un instrumento muy potente para compartir y difundir información de un modo rápido y con la ventaja de llegar a muchas personas. Facebook tiene ahora mismo más de 800 millones de usuarios en todo el mundo ¿no es increíble? Así entiendo yo la comunicación: si tienes algo que decir, acude donde haya gente para escucharte.

La manera de comunicar ha cambiado y nos ofrece múltiples posibilidades que debemos aprovechar. Las empresas que vean estos cambios y utilicen las herramientas que la tecnología 2.0 pone a su alcance serán mucho más competitivas sea cual sea su sector.

¿Qué consejo le darías a un empresario que todavía no esté en redes sociales? ¿Y a otro que sí lo esté?

No soy yo de dar consejos pero si tuviera que decantarme por algo les diría que observasen a su competencia. Estoy convencido de que las empresas que lideran sus mercados estarán presentes en los medios sociales online. A los que ya están les daría mi enhorabuena por haber sabido adaptarse a los nuevos tiempos. Ojo, eso no quiere decir que ya esté todo hecho. Si algo tiene esto del 2.0 es que cambia constantemente y tenemos que estar alerta a las novedades. Si por ellos mismos no pueden, les aconsejaría que se asesoraran por buenos profesionales de negocios en Internet. En la Comunidad Valencia hay muchos y muy buenos.

Las empresas tienen que tener algo claro: se está hablando de ellas sí o sí. Otra cosa es que ellas se enteren… Es decir, el argumento de “no quiero redes sociales en mi empresa porque tengo miedo de que me critiquen” no sirve.

Un importante dirigente de una empresa española se negaba tajantemente al uso de las redes sociales en su compañía hasta que su director de comunicación le sugirió que pusiera su nombre y apellidos en el buscador. Desde entonces es una de las empresas que más invierte en este medio.

En mi opinión hay que perder los miedos y escuchar a nuestros clientes. También hay que estar alerta para ver lo que se dice de nosotros y poder actuar. Recordemos el caso “Dell Hell”. Cuanto más y mejor conozcamos qué opinión se tiene de nosotros en todos los medios posibles, más instrumentos tendremos para mejorar nuestras empresas.

¿Son las redes sociales aliadas para fomentar las ventas?

En mi opinión, son grandes aliadas para dar a conocer tu marca o tu producto y para hacer contactos, pero no para hacer una venta directa en el corto plazo. Eso vendrá con el tiempo y otras acciones complementarias que se pongan en marcha. Las redes sociales son una pequeña parte de cualquier estrategia 360º de una empresa, es decir la que pretende utilizar todos los medios disponibles para llegar a sus clientes: televisión, radio, prensa, revistas, exterior, medios online y redes sociales.

Construye una buena imagen para tu marca, ten un buen producto y entabla conversación con tus posibles clientes. Ellos mejor que nadie te dirán qué necesitan y cómo. Bien gestionadas, las redes sociales pueden ser un instrumento muy bueno para crear una comunidad fiel en torno a tu marca, que ayude a mejorar tu empresa. Cuántas veces hemos entrado en Facebook, nos ha gustado lo que nos ha transmitido una empresa, y hemos acabado buscando su web.

Las redes sociales son una parte muy importante del escaparate de nuestra empresa pero siempre combinadas y dentro de una estrategia global. Cuidemos y mantengamos al día nuestras web, nuestros blog, nuestras tiendas online y offline, nuestros productos y nuestra imagen corporativa. No hay nada peor que una web o un blog abandonado. Si un cliente nos visita y no le gusta lo que ve nunca volverá. Y lo que es peor, le contará su experiencia a todo el que conoce.

En tu opinión, ¿cuál es el futuro de la innovación en el mundo 2.0?

Conocidos por todos son los problemas de financiación que actualmente tiene el sector de la innovación (y no es el único). Con instrumentos 2.0 como los social media se abren vías de comunicación entre empresas, emprendedores y startups con posibles “business angels” o iniciativas privadas interesadas en apoyar financieramente estos proyectos.

En Internet los cambios son constantes y la creatividad no tiene límites. Acciones como el crowdfunding nacen de un entorno de colaboración 2.0 donde se ofrecen acciones de financiación colectiva, microfinanciación colectiva o de micromecenazgo. Lo que empezó siendo un movimiento usado por artistas que querían dar a conocer su obra, se ha convertido en una de las herramientas más importantes donde pequeñas empresas o compañías que están naciendo encuentran apoyo financiero. Y éste es solo un ejemplo…

Creo que la I+D+i tiene que empezar a pensar 2.0 para sacar partido y aprovechar las oportunidades que brinda. Primero formándose y apoyándose en profesionales de este campo. Una vez conoces bien el entorno y te marcas objetivos concretos las posibilidades son infinitas. Y ahí es donde radica su éxito.

Enlace a: «Boletín REDIT septiembre 2012«.
Enlace a la entrevista en formato PDF.