Basta con echarle un vistazo al mapa para ver cómo se encuentra España en materia de I+D+I. La captación de fondos para fomentar la innovación en España está dividida en dos, tal y como pone de manifiesto el estudio de la Comisión Europea publicado recientemente en el Regional Innovation Scoreboard 2012 (RIS), que compara el grado de innovación de 190 regiones de la Unión Europea, Suiza, Finlandia y Croacia.

El RIS pone de manifiesto que la innovación es clave para la creación de riqueza y empleo y clasifica las regiones en 4 perfiles: líderes en innovación (41 regiones); seguidores de innovación (58 regiones), innovadores moderados (39 regiones) e innovadores modestos (52 regiones). Estos perfiles están subdivididos a su vez en tres niveles; alto, medio y bajo. Euskadi, junto a Madrid y Navarra pertenecen al nivel alto del segundo grupo. ¿Adivinan dónde se encuentra la Comunidad Valenciana? Pues ni más ni menos que en el nivel más bajo de las regiones moderadas. Desgraciadamente ocupamos el puesto 149 de las 190 regiones objeto del estudio.

Este informe europeo también destaca que la mayoría de las regiones avanzadas en innovación consiguen muchos fondos procedentes del Programa Marco Europeo de I+D. Este programa otorga financiación a proyectos de I+D+I de empresas y organizaciones europeas con la finalidad de que la UE sea el espacio de investigación más importante y competitivo del mundo. Por el contrario, los que innovan poco – o casi nada – tiran de los Fondos Estructurales de la UE. En estos casos, el uso de los programas marco de ayuda a la I+D+I brilla por su ausencia. En este punto, la Comunidad Valenciana se lleva la palma.

Las regiones líderes en innovación presentan una intensa colaboración entre las empresas privadas y las administraciones públicas, tienen mayor número de patentes y comercializan mejor sus productos. Los países más avanzados en innovación como Suecia, Dinamarca, Alemania y Finlandia son los que acaparan la mayor parte de regiones innovadoras. Así, de las 16 regiones que conforman Alemania, 12 son líderes de innovación, mientras que en Dinamarca se innova en todas sus regiones, estando 2 de 5 incluidas en el primer grupo. Sin embargo, un país no comunitario como Suiza tiene a todas sus regiones excepto una en el grupo de líderes en innovación.

Los países menos innovadores como Grecia, Hungría, Polonia o Eslovaquia son más homogéneos debido a que no hay mucha innovación en ninguna de sus regiones. Lo mismo sucede en Rumanía y Bulgaria, donde apenas existe innovación.

El RIS 2012 sigue en esto el camino abierto por el Innovation Union Scoreboard (IUS), que intenta hacer otro tanto para los países europeos. En el caso del último IUS publicado, el indicador final se obtenía tomando en cuenta simultáneamente 25 indicadores. Entre ellos se incluyen tanto factores que capacitan la innovación – nivel educativo de la población – como indicadores de comportamientos innovadores de las empresas – gasto en I+D empresarial -y de resultados – porcentaje de ventas de nuevos productos. He optado por no trasladarles los datos de la Comunidad Valenciana para no poner más el dedo en la llaga.

Desgraciadamente la información sobre la realidad del esfuerzo en I+D en España con respecto a otros países, indica que mientras que en nuestro país la participación del sector privado en esfuerzo innovador es del 54%, en otros países se observa una mayor conciencia de la importancia que adquiere la I+D para el desarrollo económico superándose el 60%.

Los datos sobre el esfuerzo en I+D de regiones españolas también son reveladores. Por ejemplo, ¿sabían que la Comunidad Valenciana está muy por debajo de la media nacional en esfuerzo innovador – 0,33 frente a 0,61 – con un séptimo puesto en el ranking de esfuerzo en I+D? Nos superan las comunidades de Aragón (0,42), la Rioja (0,45) e incluso Castilla y León (0,51) y estamos muy por debajo de alcanzar los umbrales de las Comunidades que superan la media española como Cataluña (0,95), Madrid (1,0), País Vasco y Navarra con (1,22 y 1,23 respectivamente).

En la Comunidad Valenciana es necesario que se acepte como reto la solución a estos problemas y se abran vías de acción en ayuda de nuestras empresas en su desarrollo innovador y en la generación añadida de creación de empleo en sectores cualificados. Es necesario también marcar líneas prioritarias de acción en Política Industrial, Tecnológica e Innovación. No sólo para que sepamos dónde vamos sino para marcar una diferenciación clara de nuestra región dentro del Estado y en el entorno europeo. Si no lo hacemos seguiremos como estamos, a la cola.

Figura : Las regiones europeas en el Regional Innovation Scoreboard (RIS) 2012
mapa_innovacion

Descargar la noticia aquí: 

Comunidad Valenciana, a la cola en innovación
Comunidad Valenciana, a la cola en innovación
CV vagón de cola en I+D+I.doc
436.0 KiB
0 Descargas
Details...
Comunidad Valenciana, a la cola en innovación
Comunidad Valenciana, a la cola en innovación
CV vagón de cola en I+D+I.pdf
250.1 KiB
0 Descargas
Details...